Tezanos no es el hombre del tiempo

20190429_135248

Estoy oyendo y leyendo muchas simplezas a propósito de las encuestas y del presidente del Centro de Investigaciones Científicas (CIS), José Félix Tezanos, que por cierto fue mi profesor de Introducción a la Sociología. Sin ser un experto en la materia, pero con algunos estudios sobre el tema, lo primero que hay que dejar claro es que las encuestas no predicen, sino que fijan una situación de partida.

Tezanos no es el hombre del tiempo adelantando si dentro de dos semanas va a llover o va salir el sol. El CIS pulsa la opinión de la gente en un momento determinado. Y ese momento no era el 28 de abril, sino el mes de marzo. Y, por cierto, las opiniones de las personas, sobre todo últimamente, son más volátiles que las borrascas y los anticiclones. Y había un número muy elevado de indecisos.

La encuesta del CIS tenía una enorme precisión, porque se hizo sobre una muestra de nada menos que 16.800 españoles entrevistados, y estaba hecha con más medios que ninguna de las privadas (no costó barata: 300.000 euros). Pero también es cierto que las tendencias de una y de otras confluían bastante, lo que reforzaba todavía más la validez del trabajo del centro público.

Pero insisto: la de Tezanos era la foto de la “pole position”, no la de la línea de meta. El que sale el primero, sobre todo si le saca mucho trecho al segundo, tiene más opciones de ganar. Y ha ganado. Y los que salen los últimos (pongamos por caso Podemos y Vox) lo tienen francamente difícil, salvo que durante la campaña se produzca un vuelco electoral. Que podía producirse y no se ha producido. Y que si hubiese ocurrido no habría invalidado la encuesta del CIS, cuyo trabajo habría sido igual de estupendo, porque, repito, era una foto de la situación de partida. Si Sánchez la hubiese cagado en los debates electorales, la encuesta no habría tenido ni más ni menos capacidad de predecir el futuro. Porque no es de eso de lo que se trata, por mucho que nos sirva de “orientación”. La propia encuesta, por cierto, ya es un elemento que influye en la opinión del electorado y condiciona desde el primer minuto en que se publica los resultados futuros de unas elecciones, consolidando tendencias o provocando reacciones que alteran el panorama de partida.

Hasta aquí lo que debería ser de dominio público, aunque por los comentarios que leo, oigo y veo, compruebo que no es así.

tezanos

José Félix Tezanos. / Foto: Cadena SER.

A partir de aquí, el análisis más interesante que nos ofrece el cruce de los números de la encuesta con los del escrutinio, y que nadie parece realizar, es qué ha pasado durante la campaña. Y a mi me parece interesante, sobre todo para los partidos. Revisando las horquillas que ofrecía para el PSOE, vemos que el resultado obtenido es el más bajo que indicaba Tezanos. Lo que puede entenderse como una mala campaña del PSOE. Que puede tener muchos análisis posibles, pero que a mi me encaja con la percepción de una estrategia a la defensiva, de perfil bajo, sin asumir riesgos y con una actuación más bien discreta en los debates televisivos. Tampoco pueden estar más contentos con su campaña en el PP (esto es de Perogrullo). Tezanos les daba entre 66 y 76 escaños. Y se ha quedado en el mínimo de esta franja. Es decir, el PP no ha rascado nada estos días. Y todavía peor le ha ido a Vox. El CIS le otorgaba de partida entre 29 y 37 diputados y, afortunadamente, se ha quedado (que no es poco) en 24 escaños. Ciudadanos sí ha superado el máximo que le otorgaba esta encuesta (51), llegando a 57. El otro que ha mejorado la situación de partida ha sido Unidas Podemos que, con 42 diputados, ha superado en uno el mejor los pronósticos de la encuesta.

El análisis es también válido a escala provincial. El CIS daba dos diputados para PSOE y uno para Vox en Guadalajara. Esa era aquí la “pole” a inicios de abril. El resultado final, campaña mediante, ha sido diferente: uno para PSOE, otro para PP y otro para Cs, en este orden. Parece claro quién habría hecho peor campaña (de nuevo Vox), cuál de ellos ha perdido fuelle a pesar de que gana (PSOE, que se queda con uno) y los que han remontado (PP, seguramente a costa de Vox; Cs, que logra la tercera plaza; y Podemos, que rasca votos del PSOE, aunque sus votos hayan servido más para que el PSOE se quede sin el segundo diputado que para otra cosa).

Estas lecturas me parecen más interesantes que la discusión sobre las dotes adivinatorias del señor Tezanos. Y abre otros análisis interesantes, como la importancia de los debates televisivos en campaña. No me deja de resultar curioso que aquellos dos candidatos que ganaron los dos debates, según opinión casi unánime de los politólogos más rigurosos, Albert Rivera (el primero y por la derecha) y Pablo Iglesias (el segundo asalto, y por la izquierda) han mejorado la situación de partida que les daba el CIS tras sus entrevistas de hace un mes, mientras que aquellos que no estuvieron tan brillantes en los debates, Pablo Casado y Pedro Sánchez, han sacado el peor de los resultados que contemplaba la horquilla del CIS; y que el que más ha caído, qué cosas, haya sido precisamente aquel que ni siquiera estuvo presente en los debates televisivos. ¿Hasta qué punto han sido determinantes los debates televisivos para mover el voto, sobre todo dentro de cada uno de los bloques? Tengo mis sospechas, pero necesitaría hacer una encuesta sobre ello para determinarlo con más convencimiento.

Por cierto, en apenas diez días tenemos nueva encuesta del CIS, sobre las autonómicas y municipales. Pero nos dirán qué tiempo está haciendo en España estos días, no el mes que viene.

Anuncios

Acerca de RM1980

Rubén Madrid, periodista nacido en Madrid (1980), ejerce desde finales de los noventa. Tras sus estudios en la Complutense ha desarrollado labores de redactor en medios de Madrid, Murcia, Asturias y Guadalajara. Hasta mayo de 2012, fue jefe de la sección de Provincia en El Día de Guadalajara. En los últimos años ha colaborado en diversos medios como periodista freelance, ha recibido el Premio de Periodismo de Medio Rural de la APG y la Diputación por un reportaje en Cultura EnGuada, de la que fue fundador y colaborador habitual. Su verdadera vocación era ser dibujante de mapas. Actualmente está acabando los estudios de Sociología en la UNED. Ha recibido los premios Libertad de Expresión (2011 y 2015), Medio Ambiente Industrial (2011) y Medio Rural (2014) de la Asociación de la Prensa de Guadalajara. Ha desarrollado también labores de comunicación para festivales culturales de Guadalajara y en la Consejería de Cultura de CLM. En Twitter, @Rb_Madrid.
Esta entrada fue publicada en Crónicas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s