De vagabundo a cicerone: ‘Un otoño romano’

650_L347146.jpg‘El otoño romano’ • Javier Reverte • Plaza & Janés.

Hay mucho de otoñal en el libro romano de Javier Reverte. No sólo en el título, que alude a las fechas de la estancia del escritor madrileño en la capital italiana. También lo es por el tono nostálgico, por las reminiscencias de una piedra en eterno amago de retirada. Y por el tono del viaje, tal vez el primero de Reverte que ya no es un viaje en sí mismo, porque sustituye las andanzas por los paseos y la aventura por el turismo, siguiendo incluso un recorrido inalterable.

Se podría decir que Javier Reverte ha alcanzado la madurez de su trayectoria literaria. También se podría decir, siguiendo con los otoños, que las páginas de sus libros se le están amarilleando, que ya no desprenden sus hojas la fragancia y el frescor de los libros africanos o del Amazonas –irrepetibles, por cuanto el autor ya no está para esos trotes– y que, en plena reconversión, el vagabundo con alma de explorador se hace cicerone que nos acompaña en el recorrido, sembrándolo de cultismos y anécdotas, con el mismo oficio de siempre pero ya sin sobresaltos, con un itinerario medido como ocurre con los guías turísticos, con un andar pausado. Y esta parsimonia, libre ya de amaneceres salvajes y de dentelladas de cocodrilos, incluso se traslada al formato del libro, redactado a modo de diario clásico.

Hay en el propio libro algún reconocimiento explícito a esta forma más resignada de viajar:

“El turismo se ha convertido en una plaga, cierto; pero el mundo ya no puede ser de unos pocos, sino de todos, y a la postre yo formo parte de la plaga, aunque suela viajar sólo”.

Reverte confiesa, se da por vencido, expone su adhesión a la cordura. Le honra, pero también le amansa.

Hay cosas que no cambian. Mantiene la maestría con la que nos acerca a las vidas de los grandes personajes de la historia, aquí sobre todo los artistas como Miguel Ángel o Rafael, nos describe su admiración por obras como el cuadro del Papa Inocencio X de Valázquez y ‘El éxtasis de Santa Teresa’ de Bernini y tiene algunos destellos de originalidad cuando da pábulo al poeta canalla Giuseppe Gioachino Belli o pasea por un cementerio leyendo los epitafios de las lápidas, persiguiendo un punto de fuga romántico en un paisaje de armonías renacentistas.

El escritor capta la esencia de la ciudad y en cerca de 300 páginas firma un ameno y completo reportaje centrado sobre todo en la Roma previsible de los mitos y las artes. Sus lectores más devotos, quienes nos hemos leído con admiración su docena de libros de viajes, le hubiésemos agradecido esta vez también hubiese abandonado el itinerario oficial, que se hubiese perdido por otras callejuelas y que explorase, aunque fuese en un entorno tan doméstico, algunos vericuetos que a buen seguro le habrían llevado a descubrirnos también a los romanos de hoy, que en el libro quedan como meros figurantes, y que no se quedase sólo a presentarnos a los exquisitos espíritus que habitan la ciudad eterna.

Ocurre que el lector sospecha que Reverte no ha podido o no ha querido ver siquiera un atisbo de primavera en Roma. Un otoño solo, aunque sea en Roma, es un viaje muy corto.

Anuncios

Acerca de RM1980

Rubén Madrid, periodista nacido en Madrid (1980), ejerce desde finales de los noventa. Tras sus estudios en la Complutense ha desarrollado labores de redactor en medios de Madrid, Murcia, Asturias y Guadalajara. Hasta mayo de 2012, fue jefe de la sección de Provincia en El Día de Guadalajara. En los últimos años ha colaborado en diversos medios como periodista freelance, ha recibido el Premio de Periodismo de Medio Rural de la APG y la Diputación por un reportaje en Cultura EnGuada, de la que fue fundador y colaborador habitual. Su verdadera vocación era ser dibujante de mapas. Actualmente está acabando los estudios de Sociología en la UNED. Ha recibido los premios Libertad de Expresión (2011 y 2015), Medio Ambiente Industrial (2011) y Medio Rural (2014) de la Asociación de la Prensa de Guadalajara. Ha desarrollado también labores de comunicación para festivales culturales de Guadalajara y en la Consejería de Cultura de CLM. En Twitter, @Rb_Madrid.
Esta entrada fue publicada en Filosofría y letras (Libros + Cine) y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s