La rana en el cazo hirviendo

ranahervidaEstos días estoy recordando aquella teoría muy ilustrativa sobre la rana y el cazo hirviendo, que tan bien ha explicado algunos cambios radicales en nuestras sociedades. La primera vez la leí en un escrito de Greenpeace que explicaba en los primeros noventa el entonces tan desconocido efecto invernadero. En resumen, esta explicación metafórica se basa en un hecho contundente: si usted mete una rana en un cazo hirviendo, la rana pega un bote y se marcha, porque sufre en sus propias carnes la imposibilidad de aguantar esa temperatura. Si usted, en cambio, mete una rana en un cazo de agua templada y va subiendo el fuego poco a poco, hasta que el agua hierve, la rana va adaptándose a los cambios progresivos, lo que evita que dé un respingo desde el cazo, pero no impide que sufra las terribles consecuencias de habitar un agua hirviendo. El desenlace irremediable será la muerte de la rana.

La explicación es apta para diversos fenómenos sociales. En nuestros días, cada consejo de ministros añade una nueva medida que sube la temperatura sin que nadie salte del cazo, porque el trabajo está medido, las malas noticias se dan en víspera de fin de semana y cada cual anda suficientemente preocupado con sus problemas como si los problemas de puertas adentro no tuviesen nada que ver con los problemas que hay de puertas para afuera. Dar de comer a los hijos no parece tener ya nada que ver con las golfadas que, a lo sumo, criticamos en el vermú de los domingos.

Los sociólogos están todavía haciéndose cruces porque se dan todas las condiciones para el estallido de una crisis social que aún no se ha producido. En realidad, cualquier detonante puede ser identificado por todos como el desencadenante de una revuelta. Toda revolución tiene un inicio aparentemente anecdótico. Sólo se me ocurre esta explicación o la otra, ya ven, la de la rana en el cazo hirviendo.

Anuncios

Acerca de RM1980

Rubén Madrid, periodista nacido en Madrid (1980), ejerce desde finales de los noventa. Tras sus estudios en la Complutense ha desarrollado labores de redactor en medios de Madrid, Murcia, Asturias y Guadalajara. Hasta mayo de 2012, fue jefe de la sección de Provincia en El Día de Guadalajara. En los últimos años ha colaborado en diversos medios como periodista freelance, ha recibido el Premio de Periodismo de Medio Rural de la APG y la Diputación por un reportaje en Cultura EnGuada, de la que fue fundador y colaborador habitual. Su verdadera vocación era ser dibujante de mapas. Actualmente está acabando los estudios de Sociología en la UNED. Ha recibido los premios Libertad de Expresión (2011 y 2015), Medio Ambiente Industrial (2011) y Medio Rural (2014) de la Asociación de la Prensa de Guadalajara. Ha desarrollado también labores de comunicación para festivales culturales de Guadalajara y en la Consejería de Cultura de CLM. En Twitter, @Rb_Madrid.
Esta entrada fue publicada en Crónicas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s