Las rodillas del maestro Sampedro

josé-luis-sampedroSampedro ya debe andar por lo menos a las puertas del cielo, que es el lugar que le corresponde. Si existe un dios benevolente (en el que él no creía) y un reino de justicia que no encontró durante casi un siglo en la tierra, su descanso eterno estará a buen seguro en un edén muy parecido a los cañones del Alto Tajo en donde, al caer cada tarde, antes de esas noches eternas, llega un rebaño de troncos para cubrir las aguas de madera. Porque el lugar de descanso que merece la buena gente tiene que ser parecido al primer lugar, al jardín donde retozaron con un instinto primigenio y casi animal Adán y Eva, que debieron de ser muy parecidos al inglés Sharon y a La Paula, y porque José Luis Sampedro tenía en el verbo y en la mirada clara detrás de sus anteojos la sinceridad convincente del mesías dispuesto a anunciarnos un nuevo mundo, esta vez mejor que el mejor de todos los mundos posibles. ¡Indignaos!, nos dijo. ¡Reaccionad!, insistió. Y resucitaron un puñado de lázaros con rastas. Porque dice su credo que “la vida siempre resucita y el Hombre sigue en marcha hacia el mañana”. Él mismo vivió hasta el último día pensando en el mañana y confesando que cambiaría todos los premios por unas rodillas nuevas. Dedicó su último aliento a nuestro mañana, porque él creía ya vencido su tiempo. Cuando la patria está en los hombres y no en sus fincas, el patriotismo consiste en una camaradería y hasta los más desarraigados sentimos el orgullo de pertenecer a una provincia a la que este humanista profundo llegó un día para rescatar al primer salvaje, ese peregrino con los pies empapados que entre parada y parada almuerza pan y navaja. Guadalajara y los guadalajareños debemos estar agradecidos a José Luis Sampedro, que siempre acudió a la llamada, con el mismo cariño o más si se trataba de un grupo de escolares o un maratón de cuentos (¡qué locuras!) que si lo hacía la Corporación en Pleno. La estatua del papa polaco Juan Pablo II nos ha valido su peso en oro. La figura de Sampedro, que devolvió en libros a Peñalver su peso en miel, bien merece un monumento. Hubo quien, tal vez con más estilismo en la prosa, anduvo estos caminos y escribió un libro, pero se hizo protagonista de su propio viaje. Sampedro, como ha hecho hasta el último día, sólo tuvo un protagonista en ‘El río que nos lleva’: todos y cada uno de los hombres y mujeres que no traicionan aquello que les confiere su condición humana. Ahora ha emprendido su último viaje, rehuyendo de nuevo ser el centro de todas las miradas. Cuando nos hemos querido enterar de su partida, ya estaba llamando a las puertas del cielo. “Sampedro, todo junto y con eme”, andará diciendo el maestro al otro, San Pedro… Apenas nos ha dado tiempo de desearle que el cielo le recompense con unas rodillas nuevas.

Anuncios

Acerca de RM1980

Rubén Madrid, periodista nacido en Madrid (1980), ejerce desde finales de los noventa. Tras sus estudios en la Complutense ha desarrollado labores de redactor en medios de Madrid, Murcia, Asturias y Guadalajara. Hasta mayo de 2012, fue jefe de la sección de Provincia en El Día de Guadalajara. En los últimos años ha colaborado en diversos medios como periodista freelance, ha recibido el Premio de Periodismo de Medio Rural de la APG y la Diputación por un reportaje en Cultura EnGuada, de la que fue fundador y colaborador habitual. Su verdadera vocación era ser dibujante de mapas. Actualmente está acabando los estudios de Sociología en la UNED. Ha recibido los premios Libertad de Expresión (2011 y 2015), Medio Ambiente Industrial (2011) y Medio Rural (2014) de la Asociación de la Prensa de Guadalajara. Ha desarrollado también labores de comunicación para festivales culturales de Guadalajara y en la Consejería de Cultura de CLM. En Twitter, @Rb_Madrid.
Esta entrada fue publicada en Crónicas, Filosofría y letras (Libros + Cine) y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s