La involución de la especie

¿Hay que dar a la caligrafía por muerta? El diario alemán Bild, el más leído de Europa, ha salido hoy en los quioscos sin letra de imprenta, completamente escrito ‘a mano’. Con esta iniciativa anuncia y denuncia el fin de uno de los productos culturales más antiguos, sencillos y hasta hace poco habituales, la redacción llamada precisamente de puño y letra.

“¡Alarma! La escritura manual se extingue” es el titular de portada, a mano, del popular rotativo germano. Dice en sus textos, también escritos a mano, que estamos olvidándonos de escribir, que según una encuesta “uno de cada tres adultos no ha escrito nada a mano en los últimos seis meses” y que la pérdida de este hábito perjudica la coordinación y las habilidades manuales, según un experto de la Clínica Psiquiátrica Universitaria de Ulm, el profesor Manfred Spitzer.

La robótica está convirtiendo al ser humano moderno en un tipo que no escribe. Tal vez ahí radica el fin de la historia, si tenemos en cuenta el consenso entre los historiadores de que su comienzo radicó precisamente en la aparición de la escritura. Habría, así, una prehistoria anterior a la caligrafía, pero habría también una posthistoria, en la que no habríamos hecho más que ingresar.

Como recuerda la peculiar edición de hoy del Bild, la proliferación de artilugios portátiles, variantes de ordenadores personales y teléfonos celulares, ha acentuado algunas prácticas surgidas con la invasión de ordenadores en los hogares, entre ellas el reinado de la letra de imprenta -que es industrial- sobre la escritura artesanal. Lejos quedaron los tiempos en que el dibujo -literalmente- de una letra exigía el empleo de varias horas a los míticos amanuenses o en que el oficio de escriba en el Antiguo Egipto suponía todo un arte al alcance de unos pocos elegidos.

El fenómeno señalado por el periódico alemán se suma a la tendencia del ser humano actual a delegar muchas de las tareas en las máquinas. Las calculadoras se encargan desde hace tiempo de hacer el trabajo sucio y evitan las farragosas cuentas sobre el papel o las sesudas operaciones mentales para resolver un cálculo. También las memorias de los discos duros y los dispositivos portátiles de almacenamiento, pero sobre todo la presencia siempre a golpe de click de esa babilonia de babilonias que es internet, están evitando tener que memorizar muchos saberes.

Todo el conocimiento está a mano, pero cada vez disponemos de menos conocimiento en nuestras manos. El saber postmoderno, explican muchos expertos, deriva hacia las habilidades en el manejo de los dispositivos que nos acercan la información. Es una inteligencia instrumental. La revolución tecnológica está sirviendo una revolución cultural de dimensiones extraordinarias.

No deja de resultar irónico que hablemos aquí de este hecho, cuando el blog se llama precisamente ‘Manuscritos a máquina’, una forma igualmente paradójica de expresar el salto a las pantallas del ordenador de esa forma de escritura tradicional a modo de anotaciones, antaño en blocs o cuartillas sueltas, cuando no incluso en servilletas, pero en todo caso a mano, que eso significa manuscrito.

La máquina escribe, la máquina calcula y la máquina memoriza. Cabe pensar que queda menos para que la máquina piense por nosotros mismos. ¿Estamos sufriendo una involución? Qué duda cabe que los primates del siglo XXI estamos mejor equipados que nunca. Sin embargo, ¿mejoramos como especie? Busquen la respuesta en Google.

Anuncios

Acerca de RM1980

Rubén Madrid, periodista nacido en Madrid (1980), ejerce desde finales de los noventa. Tras sus estudios en la Complutense ha desarrollado labores de redactor en medios de Madrid, Murcia, Asturias y Guadalajara. Hasta mayo de 2012, fue jefe de la sección de Provincia en El Día de Guadalajara. En los últimos años ha colaborado en diversos medios como periodista freelance, ha recibido el Premio de Periodismo de Medio Rural de la APG y la Diputación por un reportaje en Cultura EnGuada, de la que fue fundador y colaborador habitual. Su verdadera vocación era ser dibujante de mapas. Actualmente está acabando los estudios de Sociología en la UNED. Ha recibido los premios Libertad de Expresión (2011 y 2015), Medio Ambiente Industrial (2011) y Medio Rural (2014) de la Asociación de la Prensa de Guadalajara. Ha desarrollado también labores de comunicación para festivales culturales de Guadalajara y en la Consejería de Cultura de CLM. En Twitter, @Rb_Madrid.
Esta entrada fue publicada en Crónicas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s