Benedicto XVI y Castro: lo que le dijo la sartén al cazo

Fidel y Benedicto XVI, en Cuba / Foto: Efe

Tiene bemoles que dos octogenarios como Fidel Castro y Benedicto XVI, uno vestido con mono militar y el otro con sotana, a quienes no han elegido democráticamente los conciudadanos de sus respectivos estados -en un caso fue el destino, es decir, la Revolución; en el otro, el espíritu santo con su fumata blanca- se reúnan para hablar del futuro y de paso echarse en cara, con exquisita educación, lo que hacen en sus respectivos cortijos. La ironía con que el ‘barbudo’ le ha preguntado al representante de Dios entre los hombres cuál es su trabajo y las lecciones de moral política del único monarca absolutista que queda en pie en el mundo son sólo dos expresiones de la caricatura que ha perfilado esta cumbre entre Cuba y la Santa Sede.

No hay demagogia alguna: es en términos de encuentro diplomático en los que hay que juzgar una visita papal que, más allá de la misión apostólica indisoluble al cargo, consistía en una reunión al más alto nivel entre jefes de Estado. En esas condiciones tuvo lugar el encuentro con Raúl Castro, descrito como una “visita de cortesía” a Cuba del más alto representante de un país extranjero.

Así, pues, llega el Papa alemán, que coincide con Castro en su afición por hacer listas negras de libros con los que no comulgan, y dice que “Cuba y el mundo necesitan cambios”. Y aboga por la libertad de credo en la isla el mismísimo señor feudal de un estado confesional, el Vaticano, donde no encontrará nadie una mezquita ni una iglesia ortodoxa; donde se practica un machismo de antes de Cristo -todos los dirigentes de este país son varones-; donde el Estado, aunque no haya partido único, controla los medios de comunicación (son propios el periódico L’Obsservatore Romano, la emisora Radio Vaticano y la televisión Centro Televisivo Vaticano); y donde, en definitiva, al máximo mandatario no lo elige el pueblo -por pequeño que sea: menos de mil habitantes-, sino un grupo de señores cuyo cónclave se asemeja mucho más al senado de patricios romanos o a las cortes monárquicas de la Alta Edad Media que a una asamblea nacional…

Opina el señor Joseph Aloisius Ratzinger que Cuba y el mundo necesitan cambios… ¿Y Ciudad del Vaticano? Es la única teocracia europea que sigue en pie en pleno siglo XXI; el único país que tiene por lengua oficial el latín, donde una institución religiosa, la Santa Sede, ostenta la representación jurídica y diplomática del territorio y donde el cese del Jefe de Estado, de carácter vitalicio, va ligado a la desaparición física. ¿Qué dicen las normas de organización de este Estado? Su Ley Fundamental de la Ciudad del Vaticano, el articulado más parecido a una constitución, sostiene que el Papa “tiene la plenitud de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial”.

Debe tener descaro este señor caído del cielo en Cuba para decir que este pequeño país y el mundo entero necesitan cambios. Pero eso fue lo que le dijo la sartén al cazo.

Anuncios

Acerca de RM1980

Rubén Madrid, periodista nacido en Madrid (1980), ejerce desde finales de los noventa. Tras sus estudios en la Complutense ha desarrollado diversas labores de redactor en medios de comunicación de Madrid, Murcia, Asturias y Guadalajara, donde reside. Hasta mayo de 2012, año en que recibió los premios Libertad de Expresión y de Medio Ambiente Industrial de la Asociación de la Prensa de Guadalajara, fue jefe de la sección de Provincia en El Día de Guadalajara. En los últimos años viene colaborando en diversos medios de comunicación como periodista freelance y ha recibido el Premio de Periodismo de Medio Rural de la APG y la Diputación por un reportaje en Cultura EnGuada, de la que es fundador y colaborador habitual. Cuentista, rayista, dibujante de mapas, papá-clown y marinero en tierra son otras de sus ocupaciones confesables. Actualmente estudia Sociología en la UNED. Ha recibido los premios Libertad de Expresión (2011 y 2015), Medio Ambiente Industrial (2011) y Medio Rural (2014) de la Asociación de la Prensa de Guadalajara. En Twitter, @Rb_Madrid.
Esta entrada fue publicada en Crónicas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s